Se recuerda que en septiembre del año pasado el carro del agente de la seguridad de Gómez Rubio, Randhall Esterling Féliz Matos, fue tiroteado por dos elementos que lo interceptaron cuando viajaba cerca de la entrada de la Playa Saladillas, en la carretera que conduce a la costa de la provincia de Barahona.
Para la ocasión, Gómez Rubio no descartó que el hecho fuera un mensaje del crimen organizado y el narcotráfico.
Gómez Rubio lleva dos años como Procurador Fiscal de Barahona y fue juramentado en el cargo el pasado 06 de enero del 2016 en la gestión de Francisco Domínguez Brito.
Una reseña de un periódico digital de Barahona da cuenta que el Gómez Rubio realizo una llamada a su redacción para negar rumores de que había sido separado de su posición el pasado 19 de enero.
Hasta el momento en Ministerio Público no ha informado si suspenderá al fiscal.