Percepción sobre un análisis actualizado y pragmático - HORA-CERO-DIGITAL

Lo último

viernes, 27 de diciembre de 2019

Percepción sobre un análisis actualizado y pragmático


imagen
EL AUTOR es economista con especialidad en hidrocarburos, docente, conferencista y planificador. Reside en Santo Domingo.
El pasado 25 de Diciembre, de este año que finaliza, el experimentado periodista Saúl Pimentel nos entregó, en su medio digital AlMomento.Net, un análisis actualizado y pragmático sobre el devenir electoral dominicano.

El desarrollo de la temática central nos presentó realidades insoslayables sobre las competencias y carencias de los candidatos Luis Abinader; Gonzalo Castillo; Leonel Fernández y Ranfis Domínguez Trujillo.
Se evidencia, pues, un marco de referencia lleno de congruencias y similitudes en lo referente a la imagen de los candidatos, su trayectoria personal, su discurso político y el entramado partidario que le sirve de sostén.
Sostiene el profesional de la comunicación, que a solo 53 días para la consumación de las elecciones presidenciales del 2020, la dinámica electoral no marca rumbos coherentes en el desempeño de los candidatos por la falta de una impronta programática acorde con nuestra situación económica e institucional.
Igualmente, el connotado periodista, si establece, similitudes en el accionar y desenvolvimiento operacional de esas cuatro ofertas electorales. De ahí que me permito presentarles mis pareceres sobre esta similitudes. Veamos:
  • Estructura partidaria:
Las plataformas políticas e    institucionales, de estos partidos políticos, adolecen de no proyectar una cohesión confiable en sus instancias dirigenciales y su simbiosis con las bases de estos.
  • Planes de Gobierno:
Aun se hayan estructurado planes de gobierno, los mismos no han sido exitosamente transmitidos al electorado  en lo referente a temas específicos como son:
  • el alcance de estos,
  • fuentes de financiamiento,
  • medición real de su impacto en las principales variables sociales y,
  • tiempo de ejecución efectiva para que su impacto sea el esperado, aun en forma somera.
  • Alianzas estratégicas sectoriales:
Cónsone con el despliegue mediático reciente, estos partidos han concertado ¨alianzas¨ con varios segmentos de la sociedad civil y grupos de presión social. Empero, el votante desconoce el alcance de las mismas  en lo referente a:
-la distribución de las candidaturas, obligaciones operativas y de logística,
–  nivel de participación de los agentes activos de estas alianzas (jerarquías de mando) y,
–  su inserción en los planes de gobierno del partido que los cohesiona.
– En adición, los compromisos financieros no están especificados de manera diáfana y pragmática.
  • Las campañas proselitistas se han centrado mucho en proyectar los atributos de los candidatos señeros, dentro de un marco mediático que confunde al electorado y crea dudas de las competencias necesarias para el manejo de la cosa pública.
  • El factor de ¨percepción¨ ha primado mas que el de una apreciación basada en datos confiables sobre la dinámica social dominicana, incluyendo el tema de la inmigración y el posicionamiento geopolítico de nuestra república. Este accionar perceptivo, expone, innecesariamente, a los candidatos señeros, al escrutinio público, que demanda mas definiciones concretas y pragmáticas sobre su futuro inmediato.
  • El pueblo percibe atributos personales y similares para cada candidato, basado en su proyección social y profesional. Aunque, es insoslayable el hecho de que el perfil académico apunta hacia una candidatura experimentada y muy bien articulada.
Tanto Saul, como el que suscribe esta entrega, estamos totalmente de acuerdo de que las candidaturas presidenciales deben de sintonizar mejor sus receptores para poder construir un entramado electoral más homogéneo y acorde con el sentir del electorado y no enfocarse solamente en cumplir con las exigencias partidarias de naturaleza clientelar y de proselitismo parroquial.
El País Dominicano demanda una Agenda Nacional donde prime un verdadero compromiso con la solución de los problemas que agobian al electorado en lo referente a:
  • Seguridad Ciudadana.
  • Transporte Publico.
  • Seguridad Vial.
  • Costo de la Canasta Familiar.
  • Calidad en los programas. educativos en los niveles básicos.
  • Accesibilidad a los medicamentos de uso recurrente.
  • Funcionalidad de los Centros de Atención Primaria.
  • Mejoramiento de la red de Agua Potable.
  • Limpieza efectiva de las cañadas y acuíferos.
  • Aumento de la Oferta Energética.
  • Democratización del crédito para emprendedores y MiPymes.
  • Racionalización del Gasto Publico.
  • Reinstaurar el Sistema Mutualista de Banca de segundo Piso, para aumentar la oferta de módulos habitacionales, a bajo costo.
  • Incentivar el uso de la mano de obra nacional a través de una regionalización de su uso, acorde con las necesidades provinciales.
  • Capacitar a más jóvenes en que sean diestros para que se incorporen a la producción nacional y el mercado de servicios.
  • Abrazar una agenda moral donde impere el decoro, el respeto al derecho ajeno, lo consolidación del hogar, la protección de la mujer, la pluralidad religiosa, la veneración de nuestra memoria histórica, el respeto a nuestros símbolos patrios y la valorización del aporte de nuestra clase obrera.
Parecería que este pliego de sugerencias rayaría en lo sublime, sin embargo el mismo solo contiene los elementos básicos e impostergables para estructurar una buena oferta electoral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario